Montaje de la rueda


Antes de montar una rueda

Verifique si el tipo de tornillo o tuerca es el correcto.

Limpie e inspeccione las roscas de las tuercas y tornillos antes del montaje. Las roscas deben estar libres de corrosión o rebabas, nunca use lubricantes.    En caso de corrosión o roscas defectuosas, sustituya el tornillo o tuerca inmediatamente.

Inspeccione el cubo de la rueda, certifique que está limpio, sin oxido, tinta, rebabas o cualquier otro que pueda impedir la perfecta unión entre las superficies.

Si es necesario utilice un cepillo de acero o una lija fina, para eliminar el óxido u otros agentes externos.
 

Para asegurar una fijación correcta de la rueda al vehículo

Siempre aguante la rueda cuando ajuste los tornillos y tuercas, nunca deje la rueda apoyada sobre un tornillo durante el ajuste de los demás.

Para asegurar una presión uniforme y buen alineamiento, el apretado de los tornillos o tuercas debe hacerse en secuencia de estrella o en forma de cruz.

El uso del anillo centrador reduce los problemas a su mínima expresión.
 

Atención

Demasiada presión al fijar los tornillos o tuercas, puede causar deformaciones en la rueda, fractura de los tornillos, defecto en las roscas, torcedura del disco y temblores al frenar el vehículo.

Nunca utilice menos tuercas o tornillos que los requeridos por el vehículo. Nunca utilice pistola de aire comprimido para apretar los tornillos.

Utilice siempre el torque correcto al apretar los tornillos y tuercas, verifique el manual del vehículo ó la tabla de especificación de torque.

Antes de bajar el vehículo, el instalador debe verificar si las ruedas giran libremente sin contacto con los componentes de la suspensión, el vehículo debe ser girado para los dos lados sin que la rueda y el neumático toquen en nada.